Casa Ayllón, inspiración y recuerdos convertidos en marca

Publicado por el 06/09/2019

 

La cuenta de Instagram Casa Ayllón cuenta con 82k followers y nutre de inspiración a todos los que la seguimos cada vez que vemos sus publicaciones. Esta galería ha cambiado hace muy poco de nombre para dar título a una nueva colección de bolsos y de cómo estos se mezclan con una forma de entender la vida, –quizá– más lenta, donde los momentos son realmente importantes. Respirar las delicias del aire libre, la paz de la naturaleza y el frescor del mar son la base para entenderla.

Inés, la persona que está detrás de esta maravilla, nos hace un pequeño resumen de lo que significa su galería y su nueva creación:

 

Proveniente de Argentina y establecida en Australia, mi influencia es mayoritariamente España, lugar donde viví en mi infancia y que ha marcado profundamente mi manera de ver y entender las cosas.
 Ayllón, originalmente llamada Casa Mansur, nació en 2017 en Byron Bay, Australia, donde vivo desde hace 4 años.

Siempre coleccioné fotografías que me inspiran, y así fue como decidí crear una galería online que funcionase como espacio para compartir y comunicar todos aquellos valores que me emocionan. De pequeña, cada fin de semana mis padres nos llevaban a un nuevo pueblo, palacio, ruina, monasterio o lugar histórico.

Mi imaginación volaba y soñaba con las historias que había detrás de las paredes de esos maravillosos lugares y sus callejones con resabios de otro tiempo. Este proyecto surge de mi nostalgia por lo antiguo, la devoción por lo moderno, y por todo aquello con carácter, así como también la revalorización de los pequeños placeres de la vida cotidiana.

Vivo en un pequeño y paradisíaco lugar donde día a día disfruto las delicias del aire libre. Sin embargo, echo de menos el encanto de la arquitectura o los pueblos con historia y las tradiciones de antaño que se respiran en el Viejo Continente.
 En pleno apogeo digital, las experiencias que me interesa compartir son aquellas más pequeñas y genuinas, que provienen de la simpleza cotidiana.

Pasatiempos como un libro, un clásico del cine, un vino en buena compañía, un plato cocinado con amor, una caminata por la playa o un picnic en el campo.
 La curiosidad ha sido siempre mi brújula, y esta cuenta es un reflejo interior que combina todo aquello que me inspira.

De este proyecto ha nacido nuestra colección Bon Vivant, en honor a mi abuela Celia. Una persona cuyo modo de vivir he siempre admirado. Su influencia es muy grande en mi manera de apreciar la vida. Viajera, elegante, curiosa, vanguardista y feliz en lo simple. Como gran amante de lo sofisticado y práctico que soy, he diseñado unos bolsos petit, basándome en ella, para mujeres como ella. 
Aquellas que abrazan la vida; mujeres valientes y adelantadas a su tiempo, cuyo amor por la vida contagia que los que la rodean, La Petit Celia.

 

Texto: Fátima Otero
Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list